miércoles, diciembre 2

Pequeño hamster.

Hay un hamster en el laboratorio de ciencias de mi colegio. No me gusta la idea. El hamster me encanta.

Me da un poco de pena ver cómo los de mi salón se lo pasan entre todos, van a tocarle la luna de su casita, lo paran tocando, y etcétera de cosas, lo que es lógico, ya que el hamster es awwww. No niego haberlo hecho yo (es que es tan lindo) y sé que ninguno de mi salón le quiere hacer daño, es más, al llegar al laboratorio algunas personas nos preocupamos por ver si tiene comida suficiente y eso.

De todas maneras, los hamsters son animalitos que se asustan fácilmente y es comprensible que siendo tan chiquitos, se asusten con gigantes cerca, por más de que los estén mimando.

Al menos en mi salón quedaron encantados con el pequeño, sin embargo lo veo por la luna y su carita de "por favor sáquenme de aquí" me quiebra. Al agarrarlo se pone nervioso, sé que es normal pero ARGH, no puedo evitar sentir lgo de pena.

Sólo trato de no pensar en cómo lo tratan las demas personas del colegio, porque, claro, en mi salón todo normal, pero somos como 600 alumnos que pasan por ese laboratorio. Y siempre hay un loco insensible.

Crucemos los dedos para que no exista ese loco en mi cole. Si no, tendrá que enfrentarse a la venganza del hamster, la cual yo apoyaré.


PD: lo sé, son hermosos, pero también son frágiles. Recuérdenlo :)

3 comentarios:

Alexa dijo...

Preciosa entrada. Te apuesto que cuando acabe este ultimo año escolar, una de las cosas que recordaras sera el hamster y lloraras cuando releas este post.

Saludos y besos.

Domina dijo...

aww que lindo :). Si hay algo similar en mi cole, lucharía por sacarlo de allí...o por lo menos se "perdería" accidentalmente :D

Angela dijo...

Si son lindos ahahaha :) recuerdo cuando me mordió el hamster de una amiga! lo estábamos fastidiando mucho (:
buena entrada!
yo no tngo un hamster en el laboratorio, pero hace un año hicimos algo un poco nose macabro. Habíamos terminado de estudiar todos los sistemas del cuerpo humano, y pasamos a la prueba de laboratorio, no con un humano claro está, pero si con un cuy. Aunque fue una experiencia nueva y rara me dio penita por que un cuy tenía una cría, un feto y se notaba :S! pero por lo demás fue, nose interesante, pero me do penita, pobre cuy.
Postea más seguido!
Beso y abrazo